Chaire-à-
Calvin

Introducción

El abrigo “Chaire-à-Calvin” está situado dentro del municipio de Mouthiers-sur-Boëme en Charentes, a diez kilómetros al sur de Angoulême, en la orilla izquierda del Gersac. Esta cueva profunda, llamada también abrigo de Rohnadry, cueva de la “Papeterie” y cueva de Mouthiers, debe su nombre a una leyenda local que cuenta que Jean Calvin habría predicado en ella en el siglo 16. Desde 1980, la Chaire-à-Calvin pertenece al Consejo General de Charentes y fue declarada Monumento Histórico en 1986.

Historia de las investigaciones

El yacimiento, descubierto por Alphonse Trémeau de Rochebrune en 1864, fue excavado de manera intermitente hasta el principio del siglo XX. A partir de 1924, Pierre David retoma el estudio y descubre en 1926 y 1927 el friso cubierto por los depósitos. En 1960 o 1961, Dense de Sonneville-Bordes y François Bordes sondean el talud y excavan el exterior del abrigo. De 1966 a 1972 Jean-Marc Bouvier y André Debénath siguieron con el estudio. Finalmente, un estudio global se inició en 2005 bajo la dirección de Christophe Delage (ocupaciones) y Geneviève Pinçon (arte parietal)

Topografía

El abrigo se encuentra orientado hacia al sur. Se trata de una pequeña cavidad semicircular cavada al pie del acantilado. El abrigo se despliega sobre 12 metros, tiene una altura máxima 4,10 metros y una profundidad de 7,50 metros. La cresta del acantilado se ubica a 5 metros por encima del techo. Una terraza, prolongada por un talud, se extiende sobre algunos metros por delante del abrigo. El refugio, que hoy en día domina de sólo unos cuantos metros el curso de agua, ocupaba una posición más alta durante el Paleolítico.

Crono-estratigrafía

Si bien las estratigrafías de Pierre David y Denise de Sonneville-Bordes, por un lado, y las de Jean-Marc Bouvier y André Debénath, por el otro, revelaron un número diferente de capas arqueológicas, los estudios actuales permiten distinguir dos fases de ocupación del yacimiento. La primera remonta probablemente al Magdaleniense medio y la secunda al Magdaleniense medio y superior.  Les estudios en curso con respecto del mobiliario arqueológico permitirán sin lugar a dudas afinar  las atribuciones crono-culturales.

Contexto arqueológico

El sitio, cuyo abrigo y talud fueron testigos de una importante ocupación paleolítica, abarca un material arqueológico importante y diverso. El Magdaleniense medio y superior están documentados por la presencia de conjuntos característicos de esos periodos (industria lítica y ósea, colgantes). El dispositivo parietal, cubierto parcialmente por niveles conteniendo índices de Magdaleniense superior, tiene que ser vinculado con la primeras ocupaciones pertenecientes al Magdaleniense medio.

Dispositivo parietal

El conjunto parietal de la Chaire-à-Calvin se compone del friso esculpido in situ y de un bloque decorado encontrado por P. David en 1929, poco después del descubrimiento de las obras parietales. Ese conjunto se encuentra conservado actualmente en el museo de Bellas Artes de Angoulême. Con el transcurso del tiempo, las esculturas parietales, preservadas al aire libre, han sido recubiertas por varios depósitos minerales y vegetales pero fueron también el objeto de intervenciones humanas modernas, afectando así su legibilidad.